Funciones y competencias

Funciones y Competencias de la Dirección General de Vivienda

La Dirección General de Vivienda, además de las que le sean encomendadas por las disposiciones vigentes, ejercerá específicamente las siguientes funciones:
a) La inspección del cumplimiento de la normativa en materia de vivienda y edificación, y la tramitación de los expedientes derivados de su infracción.
b) La propuesta del diseño de la política regional en materia de vivienda, la formulación de bases para la coordinación del sector de la vivienda, así como las relaciones, en colaboración con otros departamentos con competencias en la materia, con las entidades financieras para la obtención de financiación de las actuaciones protegibles en materia de vivienda y suelo.
c) La concertación con otras Administraciones de subvenciones en ejecución de la política de vivienda, así como la relación con entidades financieras y los entes territoriales en lo que se refiere a la aplicación del sistema de ayudas.
d) La propuesta de programación, control y seguimiento de viviendas de protección pública.
e) La propuesta de programación para la promoción pública de viviendas de iniciativa pública regional.
f) La coordinación de las oficinas del programa de asistencia, asesoramiento e intermediación hipotecaria.
g) La gestión y resolución de los conciertos de fianzas.
h) La administración y gestión del patrimonio de la Comunidad Autónoma en materia de vivienda conforme a la competencia atribuida por la normativa vigente.
i) El fomento, desarrollo y gestión de la rehabilitación de viviendas, áreas urbanas y rurales y conservación del patrimonio arquitectónico.
j) Gestión social de la vivienda, sin perjuicio de las competencias que en materia de bienestar social correspondan a la consejería competente
k) La promoción, gestión y control de actuaciones en materia de control de calidad de la edificación.
l) El impulso y la coordinación de las relaciones institucionales con los colegios profesionales del sector inmobiliario en general dentro del ámbito territorial de la Autonomía, así como las relaciones con las organizaciones sociales representativas de la Región en el ámbito de sus competencias.