DG de Economía Circular

Economía Circular

La economía circular constituye un modelo económico cuyo objetivo es producir bienes y servicios de una manera sostenible, minimizando el uso de recursos naturales (materias primas, agua, energía) y reduciendo la generación de residuos.
 
El objetivo es dejar atrás el modelo de economía lineal que ha imperado desde la revolución industrial, consistente en extraer, producir, usar y tirar, y sustituirlo por un modelo circular que amplíe la vida de los productos, manteniendo su valor en el conjunto de la economía durante el mayor tiempo posible, para reducir el uso de materias primas y de generación de los residuos.
 
Advertida la insostenibilidad del actual modelo lineal que se ha impuesto como el patrón de desarrollo económico dominante, en el que subyacen los numerosos problemas medioambientales a los que nos enfrentamos, tales como:
 

  • Estamos comprometiendo la capacidad de asimilación de los recursos aire, agua y suelo, generando episodios de contaminación.
  • Incremento y acumulación de residuos con bajas tasas de reciclado y valorización con la correspondiente pérdida de recursos.
  • Incremento de las emisiones de GEI y efectos del Cambio climático.
  • Pérdida de biodiversidad.
  • Sobreexplotación de recursos renovables.

 
La Comisión Europea, con el objetivo fundamental de facilitar y promover la transición hacia la economía circular, diseñó en 2015 su Plan de Acción para la Economía Circular, bajo el lema “cerrar el círculo”.
 
El Plan de Acción incluye una serie de propuestas legislativas sobre residuos para reducir los depósitos en vertederos y aumentar la preparación para su reutilización y reciclado, así como un anexo con 54 medidas de desarrollo en los ámbitos de la producción, el consumo, la gestión de residuos, el mercado secundario de materias primas, y las acciones sectoriales (plásticos, residuos alimentarios, materias primas críticas, construcción y demolición, y biomasa y bioproductos) junto con el fomento de la I+D+i como elemento transversal clave en el proceso de transición. Posteriormente, en 2018, se aprobaron una serie de medidas destinadas a adecuar la legislación de residuos de la UE a los retos del futuro, como parte de la política general de la UE relativa a la economía circular.
 
A su vez, el Plan de Acción persigue contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. En enero de 2017 la Comisión Europea presenta el informe sobre la aplicación del plan de acción para la economía circular, confirmando además en el programa de trabajo de la Comisión para 2017 el pleno compromiso de garantizar la oportuna aplicación del plan de acción para la economía circular. El 4 de marzo de 2019, se publica un segundo informe sobre la aplicación del Plan de Acción de Economá Circular adoptado en diciembre de 2015. El informe presenta los principales resultados de la aplicación del Plan de Acción y esboza los retos pendientes para allanar el camino hacia una economía circular competitiva y neutra desde el punto de vista del clima, en la que se reduzca al mínimo la presión sobre los recursos naturales y de agua dulce, así como sobre los ecosistemas. Este informe señala que tres años después de su adopción, el Plan de Acción para la Economía Circular puede considerarse plenamente cumplido.
 
El 11 de marzo de 2020, la Comisión Europea aprobó un nuevo Plan de Acción de Economía Circular, uno de los principales componentes del Pacto Verde Europeo que por objetivo hacer que la economía europea sea apta para un futuro verde, fortalecer la competitividad protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente y otorgar nuevos derechos a los consumidores.
 
Con el objetivo de contribuir a los esfuerzos de España por lograr una economía sostenible, descarbonizada, eficiente en el uso de los recursos y competitiva, el pasado 2 de junio de 2020 el gobierno aprobó la Estrategia, denominada “España Circular 2030”. Dicha Estrategia marca objetivos para esta década que permitirán reducir en un 30% el consumo nacional de materiales y recortar un 15% la generación de residuos respecto a 2010.
 
En este contexto, el gobierno de Castilla La Mancha consciente de la importancia que tiene la incorporación de la economía circular como elemento clave de transformación hacia un modelo de desarrollo y crecimiento más innovador, competitivo y sostenible, aprobó el pasado 28 de noviembre la Ley 7/2019, de Economía Circular. El objetivo de esta nueva ley es incorporar al ordenamiento jurídico de la región los principios de la economía circular con la finalidad de favorecer un crecimiento económico, la creación de empleo y la generación de condiciones que favorezcan un desarrollo sostenible de nuestra región, desacoplado del consumo de recursos no renovables y de la producción de externalidades negativas que permita luchar contra el cambio climático y avanzar hacia una economía hipocarbónica en la región, con la consiguiente mejora del medio ambiente y, por ello, de la vida y el bienestar de las personas.
 
Conscientes de la necesidad de establecer un marco estratégico para avanzar hacia un modelo circular la ley establece que la Consejería competente en materia de medio ambiente, actualmente la Consejería de Desarrollo Sostenible, elaborare, en coordinación con las Administraciones implicadas y las consejerías que ostenten competencias de agua, energía, industria, economía, hacienda, comercio, consumo, educación, suelo y ordenación del territorio, la Estrategia de Economía Circular de Castilla-La Mancha.
 
Dado que la transición de una economía lineal a una economía circular requiere de una actividad coordinada entre las Administraciones, los sectores económicos y el conjunto de la sociedad. Es por ello que, la Ley 7/2019, de economía circular recoge la creación de una Comisión de coordinación y colaboración, integrada por los actores implicados para el desarrollo de los principios recogidos en la mencionada ley y avanzar en la implementación del modelo de economía circular en nuestra región.
 
El 27 de Mayo de 2020 quedó constituida formalmente la Comisión de Coordinación de Economía Circular de Castilla-La Mancha encargada de coordinar la estrategia para avanzar hacia un desarrollo económico sostenible, asi como los cuatro grupos de trabajo encargados del análisis y la definición de acciones concretas en cada uno de los ejes de actuación que conformarán la futura Estrategia de Economía Circular.
 
Los cuatro grupos definidos son:
 

  • Competitividad e Innovación: orientado a la mejora en la cadena de gestión de gestión de residuos en todas sus fases e integrado por la Administración regional, consorcios de residuos, sistemas colectivos de responsabilidad ampliada de productos, empresas, centros de innovación, asociaciones empresariales y universidades.
  • Sinergia Territorial: orientado a las acciones para creación de territorios circulares mediante la unión de empresas, administración y organizaciones y que lo conforman diferentes personas de la administración regional, asociaciones, federación de municipios, empresas, cooperativas, institutos y centros de investigación.
  • Recursos: es un grupo orientado a fijar las acciones para conseguir un uso más eficiente y sostenible de los recursos en todos los sectores de producción en nuestra región, compuesto por administración regional, confederación de empresarios, empresas, cooperativas y asociaciones empresariales.
  • Gobernanza: integrado por la administración regional, entidades locales, universidad y grupos de acción local es el encargado de definir acciones para poder hacer viable y efectiva la implantación de la economía circular desde la óptica de las administraciones, palanca fundamental para esta transición.

 
La Dirección General de Economía Circular, en base a sus competencias, asume el impulso y liderazgo para la elaboración de la Estrategia Regional de Economía Circular llevándolo a cabo a través de un proceso plural y participativo, que busca la implicación activa de todos aquellos actores que juegan algún papel en el ámbito de la economía circular. Para ello el pasado 6 de febrero de 2020 inició una consulta pública previa a la elaboración de la Estrategia de Economía Circular de Castilla La Mancha, para que los ciudadanos y las entidades, que así lo considerasen, pudieran hacer llegar sus opiniones sobre los aspectos relacionados con la economía circular.
 
Desde la Dirección General de Economía Circular se están llevando a cabo jornadas de concienciación y divulgación en materia de economía circular, con diferentes actores como entidades locales, asociaciones, empresas de diferentes sectores y docentes a fin de analizar oportunidades y barreras en la transición de Castilla-La Mancha a un modelo de economía circular y analizar los nuevos planes de acción y la nueva normativa europea y nacional de aplicación.
 
 
Boletín trimestral Noticias Dirección General de Economía Circular
 
La Dirección General de Economía Circular ha elaborado y publicado el boletín trimestral de noticias correspondiente al período enero-marzo 2020, que está disponible también a continuación, en el área de descargas.
 
En él se recogen aquellas noticias y aspectos de interés en los servicios que conforman la Dirección General (Prevención e Impacto Ambiental, Control de la Calidad Ambiental, Residuos e Implementación de la Economía Circular) y la Viceconsejería de Medioambiente (Planificación y Educación ambiental)
 
Si bien son numerosas las noticias y trabajos que se han generado a lo largo del trimestre quedan reflejadas en el boletín las de mayor relevancia, con el objetivo que tanto el personal interno como las empresas y ciudadanos de la región conozcan la normativa, las estrategias y los planes y programas que marcan y guían el desarrollo de nuestro trabajo.
 
 

Enlace permanente: 
https://www.castillalamancha.es/node/299620
Ir a arriba
Descargas: 

DGEC-Boletín noticias marzo 2020

Formato pdf: 
PDF icon newslettermarzo2020.pdf