11/06/2017Consejería de Sanidad
Profesionales de distintos centros del SESCAM y otras autonomías han participado en el curso

Una treintena de profesionales actualizan sus conocimientos en el uso de la citometría de flujo en el Hospital de Talavera

El Hospital incorporó en 2016 un citómetro de flujo de ocho colores, un avanzado equipamiento tecnológico que no solo ha redundado en una mejor labor diagnóstica, con los consecuentes beneficios para los pacientes, sino que ha permitido avanzar también en el campo de la investigación.
 
La citometría de flujo es una tecnología basada en la utilización del láser para el recuento y clasificación de las células en función de distintos criterios, lo que permite, por ejemplo, realizar el diagnóstico de hemopatías malignas a partir de muestras con poco contenido celular.
 

Talavera de la Reina (Toledo), 11 de junio de 2017.- El Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha acogido recientemente una jornada formativa organizada por el Servicio de Hematología acerca del diagnóstico mediante el uso de la citometría de flujo.
 
Así, más de 30 profesionales, tanto hematólogos como de otras especialidades como Anatomía Patológica o Análisis Clínicos y técnicos de laboratorio de distintos hospitales del SESCAM y de otras comunidades autónomas han podido actualizar sus conocimientos en este ámbito, de gran relevancia en la práctica asistencial.
 
La citometría de flujo es una tecnología basada en la utilización del láser para el recuento y clasificación de las células en función de distintos criterios, ha explicado el jefe del Servicio de Hematología del Hospital de Talavera, el doctor Fernando Solano, jugando un importante papel en el diagnóstico de distintas enfermedades, al tiempo que ofrece un amplio campo para la investigación.
 
En este sentido, el doctor Solano ha manifestado que gracias a la gran sensibilidad de la citometría de flujo es posible realizar diagnósticos de hemopatías malignas incluso a partir de líquidos biológicos con poco contenido celular, lo que permite agilizar la labor del profesional, mejorando así la calidad de la asistencia que se presta al paciente.
 
Asimismo, el jefe del Servicio de Hematología ha puesto de manifiesto también las ponencias dedicadas al procesamiento y valoración de muestras según los estándares de EuroFlow, un conjunto integrado por una veintena de grupos de investigación diagnóstica punteros en el espacio europeo especialmente dedicados a la citometría de flujo y el diagnóstico molecular.
 
Citometría en Talavera
 
Desde el año 2011, el Hospital de Talavera ha venido realizando el diagnóstico por citometría de toda la patología hematológica del Área, contando con un potente equipamiento que se vio mejorado significativamente con la incorporación, en el primer semestre de 2016, de un citómetro de flujo de ocho colores, un avanzado equipamiento tecnológico que no solo ha redundado en una mejor labor diagnóstica, con los consecuentes beneficios para los pacientes, sino que ha permitido avanzar también en el ámbito de la investigación.
 
En este sentido, el doctor Solano ha resaltado la colaboración con otros centros del SESCAM en el ámbito del diagnóstico, en línea con la filosofía de trabajo en red impulsada por la Consejería de Sanidad.
 
Asimismo, este equipamiento ha permitido poner en marcha distintas líneas de investigación, como el estudio de los factores predictivos en mieloma múltiple; el estudio de los linfocitos b normales en pacientes con leucemia linfática crónica, en colaboración con la Universidad de Salamanca y los hospitales de Toledo y Ciudad Real, entre otros, o el estudio de células endoteliales circulantes en pacientes con embolismo pulmonar, en el que colaboran profesionales de los servicios de Hematología, Medicina Interna, Neumología y Urgencias del Hospital de Talavera.

Enlace permanente: 
http://www.castillalamancha.es/node/251803

Galería Multimedia

  • Una treintena de profesionales actualizan sus conocimientos en el uso de la citometría de flujo en el Hospital de Talavera