22/10/2001JCCM

Incendio en las instalaciones de Incarlopsa en Tarancón BONO ANIMA A EMPRESA Y TRABAJADORES A SUMAR FUERZAS PARA REINICIAR LA ACTIVIDAD CUANTO ANTES

El presidente de Castilla-La Mancha realizó hoy una visita a las instalaciones de la empresa que han resultado muy afectadas tras el incendio sufrido el pasado fin de semana.


El presidente de Castilla-La Mancha realizó hoy una visita a las instalaciones de la empresa que han resultado muy afectadas tras el incendio sufrido el pasado fin de semana.

El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, en la visita que ha realizado hoy a las instalaciones de Industrias Cárnicas Incarlopsa en Tarancón (Cuenca) ha animado a la empresa y a los trabajadores a sumar fuerzas para reiniciar la actividad cuanto antes, tras el incendio sufrido este fin de semana.

Bono, que mostró la disposición del Gobierno regional a ayudar en la medida de sus posibilidades a que se renueve la actividad cuanto antes, se mostró confiado en que dentro de unos meses pasará de nuevo por esta fábrica para celebrar el tesón de una familia y de una empresa “que el fuego no abate” y les animó a que mantengan estable la fuerza y el empuje empresarial que les ha llevado a que Incarlopsa sea una firma puntera en el sector cárnicos de Castilla-La Mancha y de España.

“He encontrado a la familia Lorente como siempre, al pie del cañón y sin que el fuego pueda con sus ilusiones. En pocos meses confío en que esté reanudada e, incluso, incrementada la actividad por encima de la realidad quemada”, dijo el presidente regional.

El suceso se produjo el pasado domingo, día 21 de octubre, a las doce de la noche, cuando el vigilante jurado dio una alerta al oír una explosión en las instalaciones. El siniestro ha afectado a tres líneas de la industria, elaboración, matanza y salazón de jamones, quedando esta última totalmente destruida.

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración de Incarlopsa, Clemente Lorente, agradeció la colaboración del Gobierno regional y de los trabajadores que han acordado aceptar los términos del expediente de regulación temporal de empleo que, inicialmente, afectaría a unos 200 trabajadores que se irían progresivamente incorporando a la empresa a medida que las plantas vayan entrando en funcionamiento. Hasta el momento del siniestro, la empresa contaba con 580 trabajadores en plantilla, a los que habría que sumar otros 200 de las empresas asociadas de empaquetado.

 Volver a titularesIr al inicio de la noticia

Enlace permanente: 
http://www.castillalamancha.es/node/196707

Galería Multimedia

  • Escudo JCCM