06/09/2017Consejería de Sanidad
Ha recuperado el número de facultativos previo al recorte de plantilla de la anterior legislatura

El Servicio de Anatomía Patológica del Hospital de Talavera recupera su capacidad diagnóstica y elimina la externalización de pruebas

El incremento de profesionales ha permitido reordenar los flujos de trabajo y agilizar los procedimientos en este servicio de carácter central y fundamental para el diagnóstico, con la consecuente disminución de las demoras y una mejora en la atención que se presta a los pacientes.
 
El Servicio de Anatomía Patológica del Hospital de Talavera cuenta con distintas certificaciones de calidad, resaltando las obtenidas de mano de la Sociedad Española de Anatomía Patológica y la Norma ISO 9001, renovada en 2017.
 

Talavera de la Reina (Toledo), 6 de septiembre de 2017.- El Servicio de Anatomía Patológica del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha recuperado y mejorado su capacidad diagnóstica, limitada por la reducción de plantilla durante la anterior legislatura, al tiempo que ha eliminado de forma progresiva la externalización a centros sanitarios privados de pruebas diagnósticas.
 
Así, el Servicio cuenta hoy con cinco facultativos, recuperando así los efectivos con que contaba hasta la anterior legislatura, cuando el anterior Gobierno regional redujo la plantilla de este servicio central en un 20 por ciento.
 
Gracias a esta recuperación de facultativos y a su implicación, ha sido posible reordenar los flujos de trabajo y agilizar los procedimientos de este servicio, de carácter fundamental para el funcionamiento de un centro hospitalario por su apoyo a otros servicios del Hospital, lo que se ha traducido en una disminución de la demora a la hora de ofrecer el diagnóstico y en una consecuente mejora de la atención que se presta a los pacientes.
 
Sin externalización de pruebas
 
 
Además, el incremento del número de profesionales, junto a la reorganización interna, que ha supuesto el nombramiento de una nueva jefa de Servicio, la doctora Esther Sánchez, ha permitido abandonar la política de externalización de pruebas diagnósticas puesta en marcha durante la anterior legislatura, en particular las citologías y las biopsias, de modo que, a día de hoy, el Servicio asume la realización de todas las pruebas.
 
En este sentido, cabe reseñar como ejemplo los más de 66.000 euros gastados entre 2013 y 2015 en la externalización de la recogida, transporte y lectura de muestras citológicas. Además de este coste, la externalización de estas pruebas suponía una merma en la calidad de la atención que se prestaba a los pacientes, pues iba asociada a más demoras, al tiempo que aparecían complicaciones asociadas al transporte de un material orgánico sensible y delicado.
 
Junto a la recuperación de estas pruebas y las novedades organizativas señaladas, el Servicio de Anatomía Patológica ha ampliado su cartera de servicios realizando nuevas pruebas, como la citología ginecológica con lesión, que se realiza en un acto único, evitando a la paciente desplazamientos innecesarios al centro sanitario, agilizando además la atención que se presta a las pacientes.
 
En este sentido, la doctora Sánchez ha señalado que los profesionales del Servicio se encuentran en un proceso constante de formación para poder incorporar de forma progresiva nuevas pruebas a su cartera de servicios, de manera que la atención que se presta a los pacientes sea cada vez más completa, adaptada a las nuevas necesidades diagnósticas derivadas de las mejoras tecnológicas y los avances científicos.
 
Programas de Calidad
 
El Servicio de Anatomía Patológica del Hospital de Talavera cuenta con la certificación de calidad por parte de la Sociedad Española de Anatomía Patológica, al tiempo que cuenta con la certificación según la Norma ISO 9001, renovada durante este año 2017.

Enlace permanente: 
http://www.castillalamancha.es/node/255997

Galería Multimedia

  • El Servicio de Anatomía Patológica del Hospital de Talavera recupera su capacidad diagnóstica y elimina la externalización de pruebas