22/03/2017Consejería de Economía, Empresas y Empleo
Economía regional

El Gobierno regional presentará a las empresas de Castilla-La Mancha, en abril, el programa Financia Adelante, dotado con 95,5 millones hasta 2019

Así lo ha avanzado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante el desayuno informativo ‘La recuperación económica de Castilla-La Mancha: un reto de todos’, organizado por La Tribuna de Toledo y BBVA, donde ha resaltado que “es imprescindible alinear todos los instrumentos de financiación con los que contamos, como son el Instituto de Finanzas, Sodicaman y Aval Castilla-La Mancha, en una única estrategia, con el objetivo de que sean útiles en la coyuntura actual del mercado financiero y de las empresas en nuestra región”.

Patricia Franco también ha destacado que el trabajo impulsado por el Gobierno de Emiliano García-Page para la mejora de la economía regional “está dando sus frutos”, con nuevos proyectos que se están implantando en la comunidad autónoma, como FM Logistics en Illescas, Ball Corporation en Cabanillas del Campo, el proyecto de reactivación de la antigua Silicio Solar en Puertollano, la implantación inminente de Nokian Tyres, en Santa Cruz de la Zarza, y el parque temático Puy du Fou, en Toledo.
 

Toledo, 22 de marzo de 2017.- El Gobierno regional presentará a las empresas de Castilla-La Mancha, en el mes de abril, el programa Financia Adelante, dotado con 95,5 millones de euros hasta el año 2019 e incluido en el Plan Adelante, cuyo objetivo es “financiar las necesidades de nuestras empresas, de modo que las ayudemos a ser más productivas y a competir mejor”.
 
Así lo ha avanzado, esta mañana, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante el desayuno informativo ‘La recuperación económica de Castilla-La Mancha: un reto de todos’, organizado por La Tribuna de Toledo y BBVA, donde ha resaltado que “es imprescindible alinear todos los instrumentos de financiación con los que contamos, como son el Instituto de Finanzas, Sodicaman y Aval Castilla-La Mancha, en una única estrategia, con el objetivo de que sean útiles en la coyuntura actual del mercado financiero y de las empresas en nuestra región”.
Financia Adelante, como ha explicado, contempla iniciativas que apoyarán la creación de empresas, programas de Ifunding y capital semilla, así como el respaldo a proyectos que quieran instalarse en polígonos o el apoyo al retorno de empresas y emprendedores que tuvieron que salir de la región, sin olvidar a aquellas empresas que ya están en marcha y que tienen distintas necesidades, en los diferentes ámbitos de su gestión.
 
Como ha detallado ante representantes del mundo económico, político y social castellano-manchego, con los consejeros de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, y de Educación, Ángel Felpeto; el director territorial de Mancha Oriental de BBVA, Francisco Cárceles, así como el propio director del diario La Tribuna de Toledo, Fernando Franco, entre los presentes, la consejera ha explicado que ésta es una de las líneas de trabajo que desarrolla la Consejería, donde cada una de las políticas que se ponen en marcha “se trabaja de manera transversal”, con un objetivo prioritario “desde nuestra llegada al Gobierno: la recuperación económica de Castilla-La Mancha”. De este modo, ha resaltado que, tras encontrar una región “en situación de emergencia, que nos hizo tomar las primeras medidas para paliar la situación de necesidad y de exclusión del mercado laboral de muchas ciudadanas y ciudadanos de esta tierra, pusimos en marcha el Plan Extraordinario por el Empleo, que ha permitido que 23.164 personas tengan una oportunidad laboral, además de propiciar que hoy haya 17.400 familias menos con todos sus miembros en paro que cuando llegamos al Gobierno”.
 
En esta línea, ha destacado que desde el Ejecutivo regional “estamos teniendo una actitud proactiva para contribuir al crecimiento y a la creación de empleo” y “para crecer –como ha resaltado-, necesitamos el dinamismo de la sociedad, de las empresas, de los emprendedores y de los trabajadores”.
 
En esa búsqueda de dinamismo, Patricia Franco ha resaltado que la apuesta del Gobierno regional “es trabajar con todos, y así iniciamos nuestra andadura a los cuatro meses de nuestra llegada al Gobierno, con la consecución de un acuerdo en el que fijamos la hoja de ruta para salir juntos de la crisis”, algo que se concretó en octubre de 2015, mediante la firma del presidente García-Page con los agentes sociales de la Declaración Institucional para iniciar la concertación de un Acuerdo Marco para la recuperación Social y Económica de Castilla-La Mancha.
 
A partir de ese Acuerdo, como ha recordado, “pusimos en marcha una potente maquinaria de participación social”, con el Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha, con un total de 34 reuniones en las que participaron 409 personas, representantes de 169 organizaciones y entidades, que realizaron más de 1.400 propuestas, convertidas finalmente en 420 medidas que forman parte del documento definitivo, “en el que enmarcamos la promoción económica y empresarial, las políticas de empleo, la cualificación profesional y los recursos humanos, la investigación, desarrollo e innovación, la industrialización y el modelo energético, nuestras infraestructuras y agua y la agricultura y sostenibilidad”.
 
La consejera, además, ha recordado que empezamos a reconstruir la región con la elaboración de un diagnóstico de la situación económica regional, un punto de partida que, entre otras cosas, destaca que el peso de nuestra economía con respecto a la española es de un 3,5%, situándose como la novena economía en el conjunto nacional, tras la pérdida de peso relativo durante los años de la crisis –un punto perdido en el año 2014-, mientras que el PIB per cápita –de 17.636 euros por habitante-, supone el 76% de la media de la Unión Europea  y el 78,7% de la media nacional.
 
En cuanto a la estructura productiva, Patricia Franco ha destacado que es bastante similar a la de la economía nacional, aunque con una mayor especialización en algunos sectores como son el agrario (6,7% sobre el PIB) o las industrias manufactureras, que tienen un peso sobre el PIB regional del 15%.
 
Asimismo, la consejera ha detallado que el 98,52% de nuestras empresas no tienen asalariados o cuentan con menos de 20 trabajadores, y que son estas empresas “las que primero y con más fuerza sufrieron las consecuencias de la crisis”, antes de subrayar que “los picos de crecimiento de la productividad en nuestra región aparecen en periodos de crisis, lo que confirma la hipótesis de que esos aumentos están más relacionados con la destrucción de empleo que con la mejora en los procesos, o la introducción de tecnología y capital”.
 
“Nuestra competitividad como región es parecida a la de nuestro entorno”
 
Abundando en este hecho, la titular de Economía, Empresas y Empleo ha destacado que el índice de competitividad regional 2016 que publica la Unión Europea cada 3 años y del que se hizo eco el editorial de La Tribuna de Toledo del pasado 10 de marzo, evalúa indicadores de la economía regional del periodo 2012-2014, momento en el cual Castilla-La Mancha se situaba en el puesto 216 de 263. “Y es que la crisis golpeó especialmente nuestra región durante esos años, ya que el anterior estudio nos situaba en el lugar 205”, ha dicho.
 
A este respecto, la consejera ha explicado que “nuestra competitividad como región es parecida a las de nuestro entorno y renta”, con factores en los que Castilla-La Mancha está por encima de estas regiones, como las infraestructuras y la salud, pero en otros que hacen referencia directa a la productividad, donde la región está por debajo. De ahí que la consejera haya remarcado que “recuperar posiciones en este índice y mejorar nuestra competitividad, es una tarea a largo plazo en la que vamos a necesitar también la colaboración de toda la sociedad”.
 
“El Plan de Autoempleo es un Plan Adelante específico para emprendedores”
 
En el camino hacia el objetivo de “crecer para seguir avanzando hacia una sociedad próspera que proporcione oportunidades a todos”, el desarrollo del Pacto para la Recuperación económica se ha traducido en la puesta en marcha con los agentes sociales del Plan Adelante, “gracias al que 1.396 empresas han accedido a las distintas modalidades de apoyo que contempla el Plan, con una inversión directa de más de 25,5 millones de euros”.
 
De manera especial, la consejera ha hecho hincapié en la línea 1 del Plan, el Plan de Autoempleo, Creación de Empresas y Emprendimiento, también rubricado con los agentes sociales, “un Plan Adelante específico para emprendedores, que trata de prestar un servicio integral mediante una red público-privada para garantizar la sostenibilidad de un mayor número de proyectos empresariales, además de ayudas directas, y financiación, con una red de acompañamiento que queremos que esté operativa en mayo de este año”.
 
En este punto, la consejera se ha referido a la innovación y a la formación de capital humano como factores fundamentales para aumentar la productividad, retos que no son a corto plazo, como ha indicado, y que “requieren aunar las fuerzas de todos”, motivo por el cual  “se hace imprescindible un pacto educativo que prepare a las próximas generaciones para un futuro completamente distinto al presente, una política energética e industrial que permita que nuestras empresas compitan en igualdad de condiciones con nuestros socios europeos, una apuesta por la investigación y el conocimiento,  y un tejido empresarial que apueste firmemente por mejorar sus resultados por la vía de la adaptación constante al cambio frente al inmovilismo, del ir por delante de los acontecimientos frente al ir al remolque de la competencia, de la excelencia frente a la mera política de abaratamiento de costes, especialmente los laborales”.
 
Como fortalezas de la región, Patricia Franco ha resaltado que “contamos con el liderazgo en sectores estratégicos y con recursos humanos especializados”, además de considerar necesario “el aprovechamiento de las sinergias de instituciones públicas y privadas que trabajen juntas en el fortalecimiento del tejido empresarial” y la apuesta por la innovación tanto en procesos como en productos, así como por la innovación tecnológica y la no tecnológica”. A ello, le ha sumado que “en Castilla-La Mancha, existen sectores más tradicionales con una amplia experiencia en el desarrollo de sus productos, como la industria metal-mecánica, la agroalimentaria, la industria textil, cuero y calzado o la industria del mueble”.
 
En cuanto a I+D+i, “los objetivos que nos hemos marcado en los grupos del Pacto por la Recuperación Económica son, entre otros, aumentar el capital humano destinado a ella, incrementar el porcentaje de inversión dedicado a la misma en nuestro PIB, así como la participación privada en proyectos de innovación; aumentar el porcentaje de participación de los agentes regionales en programas nacionales y europeos; completar y consolidar el mapa regional de infraestructuras de investigación; impulsar la creación de nuevos “cluster” empresariales con fuerte componente de I+D+i, así como consolidar los existentes, y promover los proyectos que supongan la digitalización de la industria regional”.
 
En lo que respecta a ayudas específicas para favorecer la innovación, Patricia Franco ha recordado que el Ejecutivo ha puesto 3,5 millones de euros a disposición de los empresarios para favorecer un tejido productivo más innovador, y que se está ultimando el Plan para  la Digitalización Empresarial de Castilla-La Mancha, “que permitirá poner las Tecnologías de la Información al servicio de las necesidades de las empresas castellano-manchegas, buscando que las empresas incorporen las TIC a sus procesos productivos y que integren el comercio electrónico en sus estrategias empresariales, de modo que puedan competir en el mercado globalizado con mayores garantías”.
 
La consejera también se ha referido a la retención y el retorno del talento, “uno de nuestros grandes objetivos”, también incluido en el Pacto para la Recuperación Económica. “Pondremos en marcha este año un Plan para el retorno del talento que facilite la incorporación de nuestros jóvenes al tejido productivo de Castilla-La Mancha”, que se suma a los esfuerzos del Ejecutivo presidido por Emiliano García-Page “por adecuar la formación de los trabajadores a las nuevas necesidades de nuestras empresas, de modo que podamos contar con una fuerza de trabajo en nuestra región acorde con las exigencias de un mercado globalizado y competitivo”, como ha avanzado.
 
En este punto, ha recordado que “la Formación Profesional en Castilla-La Mancha, a la vez que la del resto de España, se enfrenta a los rápidos cambios que se generan en el mercado”, por lo que la Consejería de Economía está trabajando “codo con codo” con la de Educación “en la puesta en marcha de un Plan de Formación Profesional en el que tendrá un peso importante la formación dual”. Como ha subrayado, “si queremos adaptar la formación a las empresas, las empresas deben participar en el proceso formativo”. El funcionamiento de este Plan está previsto para antes del verano.
 
Hasta ahora, respecto a formación, la Consejería ha incrementado en 2016 el presupuesto destinado a la formación profesional de las personas que buscan empleo en cerca de un 58% con respecto a 2015, lo que suponía destinar a la mejora de su cualificación 17,5 millones de euros más que el año anterior. En total, hasta el momento, el Gobierno regional ha puesto en marcha acciones de Formación Profesional para el Empleo destinadas a más de 42.300 personas, con una inversión que supera los 96 millones de euros, algo que ha permitido una inserción laboral del 53% en los primeros seis meses tras la formación”. Además, y de manera específica, ha detallado que el Ejecutivo regional ha facilitado la formación profesional para el empleo de 4.655 alumnos desempleados en más de 2.700 empresas de Castilla-La Mancha, durante el año 2016.
 
El programa Campus Adelante, listo en septiembre
 
En este punto, la consejera ha destacado que el Gobierno regional pondrá en marcha este año una iniciativa para impulsar la formación directiva, el Campus Adelante, el embrión de una nueva escuela de negocios regional.  
 
En otro orden de cosas, pero también vinculado al impulso de la competitividad regional, la consejera ha resaltado que “la ganancia en competitividad por la que estamos apostando tiene entre sus objetivos principales el que las empresas de Castilla-La Mancha puedan desenvolverse con éxito en el mercado global”.
 
Como ha recordado, Castilla-La Mancha cuenta con 5.011 empresas exportadoras, de las que el 29% venden al exterior con regularidad 1.453. Para ellas y para las que quieran abrirse a los mercados exteriores ha sido diseñado el Plan Estratégico de Internacionalización de Castilla-La Mancha, “en el que contamos con todos los agentes y con el que pretendemos aumentar el peso de nuestras exportaciones, incorporar nuevos productos, diversificar mercados de destino e impulsar las exportaciones con un mayor valor añadido”.
 
Y en cuanto a resultados de este Plan, “los datos nos mueven al optimismo”, como ha señalado, pues las exportaciones de las empresas de Castilla-La Mancha rozaron, por primera vez en la historia, los 6.500 millones de euros durante el año pasado, triplicando el crecimiento del conjunto nacional, pues mientras que las exportaciones en España en 2016 han crecido en un 1,9%, en la región lo han hecho en un 7,4%. Y ayer mismo conocíamos –ha destacado- que las exportaciones de las empresas de la región han vivido el mejor mes de enero desde el año 1995, con crecimientos del 30%”. Y, aunque se ha mostrado cauta, ante los últimos acontecimientos internacionales vinculados al “nuevo populismo”, ha confiado en la estabilidad internacional sea la precisa para mantener este ritmo exportador.
 
Nuevas empresas instaladas en la región
 
“Pero internacionalizar nuestra economía no es sólo favorecer las exportaciones, sino también atraer empresas del exterior a nuestra tierra”, como ha reseñado, con el aprovechamiento de  una situación geográfica privilegiada, con buenas infraestructuras, y empresas de referencia internacional ya implantadas en Castilla-La Mancha. En este punto, ha puesto el acento en que “el trabajo realizado por el Ejecutivo está dando sus frutos”, con proyectos que se van implantando en la región como FM Logistics en Illescas, Ball Corporation en Cabanillas del Campo, el proyecto de reactivación de la antigua Silicio Solar en Puertollano, la implantación inminente de la empresa Nokian Tyres en Santa Cruz de la Zarza, y el parque temático Puy du Fou en Toledo.
 
En esta línea, la consejera ha afirmado que “seguimos trabajando en silencio para que nuevos proyectos internacionales vean la luz” y que ya hay conversaciones avanzadas con otros grupos de capital estadounidense y mexicano, entre otros muchos. “Somos discretos porque para atraer inversiones, debemos competir no sólo con otros países, sino con las comunidades autónomas de nuestro entorno, por lo que preferimos trabajar de una forma callada y alejada del bombo y platillo”, ha apostillado.
 
Respecto a la política energética del Gobierno regional, la titular de Economía, ha señalado que “ésta también es fundamental para la competitividad de nuestras empresas”. Por esta razón, ha lamentado las decisiones tomadas tanto por el Gobierno de España como por el anterior Ejecutivo regional en este área, pues “generaron un marco inestable y un frenazo a su desarrollo, lo que causó desaparición de empresas y pérdida de empleo en el sector”.
 
En este sentido, ha puesto en valor que el nuevo modelo energético que plantea el Ejecutivo castellano-manchego quedará plasmado en la Estrategia Energética de Castilla-La Mancha Horizonte 2030, que será aprobada en 2018 y que “apostará claramente por las energías renovables, por la competitividad de nuestras empresas, por la recuperación del sector y por el cumplimiento de los objetivos a los que se comprometió España en la Cumbre del Clima de París 2015”.
 
La consejera también ha recordado que ya se han puesto en marcha diferentes medidas de apoyo a las energías limpias, apostando también por el autoconsumo y la eficiencia energética, con la concesión de 2,5 millones de euros en ayudas a la eficiencia energética y el autoconsumo, que cuentan ya con 611 beneficiarios entre empresas, entidades locales y familias, además del inicio de la tramitación de la aprobación de una nueva normativa “que hace de nuestra región un territorio más atractivo para su instalación, a la vez que reduce los trámites administrativos para el desarrollo de esta actividad” y la puesta en marcha del Plan de Gasificación que, hasta 2020, llevará el gas natural a 170 nuevos municipios de la región.
 
Patricia Franco, también ha hecho mención a la importancia que para la competitividad de nuestras empresas tiene una mayor agilidad de la Administración. En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo regional firmó, el pasado septiembre, con los empresarios, el Plan de Simplificación y Reducción de Cargas administrativas, además de estar ultimando un Foro para la Simplificación Administrativa y reducción de cargas que favorezca la actividad económica en Castilla-La Mancha, junto a la colaboración con el Gobierno de España y con el resto de comunidades autónomas en la aplicación de la Ley de Garantía de Unidad de Mercado, “que esperemos que, con la colaboración de todos, pueda ser también un instrumento que facilite la creación y el desarrollo de los negocios en toda España, y por ende, en Castilla-La Mancha”.
 
En cuanto al turismo, como sector estratégico para la región, Patricia Franco ha puesto el acento en los resultados de la aplicación del Plan Estratégico de Turismo de Castilla-La Mancha y la puesta en marcha de una nueva imagen de marca, “todo ello trabajado con el sector en su elaboración y aplicación”. En este punto, ha resaltado que la región alcanzó en 2016 el umbral de los 3,5 millones de pernoctaciones hoteleras con un crecimiento del 8,6%, por encima de la media nacional, con una ganancia notable de cuota de mercado en lo que se refiere al turismo rural y 2,1 millones de viajeros que han visitado Castilla-La Mancha en 2016.
 
“En la consecución de estos resultados –ha aseverado-, ha sido fundamental nuestra apuesta por la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Cervantes, que ha superado las expectativas previstas tanto en aumento de visitantes, con 1,2 millones,  como en su impacto económico, que ha superado los 150 millones de euros”, unos datos que también se han traducido en empleo, “con 2.226 empleos más en el sector turístico en este año”.
 
Directamente vinculado al turismo, en el sector de la artesanía, el Gobierno regional se ha centrado en la recuperación de FARCAMA, “así como en la lucha, de la mano del sector, para que la Unión Europea reconozca las Indicaciones Geográficas Protegidas no alimentarias”, una lucha que se concretó de manera directa en Bruselas, el pasado mes de enero, con la presencia del presidente, Emiliano Garcia-Page.
 
La consejera, por último, ha recordado que junto al turismo, la artesanía y el comercio,  “hay otro sector que está plenamente arraigado en el territorio y no se deslocaliza, como son las empresas de economía social”. En este punto ha recordado que hace 15 días, el Consejo de Gobierno tomaba conocimiento del Anteproyecto de la Ley de microempresa cooperativa y cooperativa rural, que además de simplificar y aclarar diferentes procedimientos de la Ley de Cooperativas, crea dos nuevas fórmulas, la microempresa cooperativa y la cooperativa rural,  “que estamos seguros de que van a dinamizar el sector y van a convertirse en un factor de desarrollo de los pueblos y ciudades de Castilla-La Mancha”, además de recordar la aprobación este martes, en Consejo de Gobierno, de ayudas directas a cooperativas y sociedades laborales en Castilla-La Mancha.
 
Los resultados de la aplicación de todas estas políticas, como ha concluido, “se pueden contemplar en comportamiento económico de Castilla-La Mancha, que nos invita al optimismo y a continuar trabajando por la recuperación económica de la región”, recordando que Castilla-La Mancha crecerá en 2016 por encima de la media nacional, según las previsiones de BBVA (3,4%), el patrocinador del evento.
 
Traducido a datos concretos, “desde que comenzó la legislatura se han creado en Castilla-La Mancha 4.492 empresas, con un crecimiento siempre por encima de la media nacional. “Este crecimiento económico y este nuevo clima de confianza para las empresas de la región también se están reflejando en el empleo, pues, desde la llegada al Gobierno del presidente García-Page, tenemos 47.600 desempleados menos y 49.300 ocupados más, lo que supone una bajada del paro de cerca de un 18%”.
 
Por todo ello, ha mostrado su agradecimiento “a todos los que están participando en la región en esta tarea de recuperación, crecimiento y progreso: juntos podremos hacer de Castilla-La Mancha una tierra cada día más próspera, capaz de proveer oportunidades para todas y todos”, como ha apostillado.

Enlace permanente: 
http://www.castillalamancha.es/node/247050

Galería Multimedia

  • Desayuno informativo ‘La recuperación económica de Castilla-La Mancha: un reto de todos’

  • Desayuno informativo ‘La recuperación económica de Castilla-La Mancha: un reto de todos’

  • Desayuno informativo ‘La recuperación económica de Castilla-La Mancha: un reto de todos’

  • Desayuno informativo ‘La recuperación económica de Castilla-La Mancha: un reto de todos’

  • Patricia Franco: financia adelante

  • Patricia Franco: conversaciones que van dando su fruto