15/05/2018Consejería de Sanidad
Para potenciar la donación de órganos

El Gobierno de Castilla-La Mancha continúa construyendo entornos sanitarios más humanos mediante la formación de sus profesionales

La séptima edición del curso ‘Humanización de las relaciones del personal sanitario con familiares y de potenciales donantes’, celebrado en Toledo, ha tenido como objetivo mejorar la calidad de las relaciones entre profesionales y familiares que atraviesan situaciones complejas o de duelo, así como fomentar la donación de órganos.
 
Con una dinámica participativa y cercana, el curso dirigido en esta edición a técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y celadores ha reunido a una veintena de profesionales de varios centros sanitarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, habiéndose registrado más de 150 inscripciones procedentes de toda la región.
 

Toledo, 15 de mayo de 2018.- El Gobierno de Castilla-La Mancha incide en su estrategia de Humanización del sistema sanitario público regional mediante la realización una nueva edición del curso ‘Humanización de las relaciones del personal sanitario con familiares y de potenciales donantes’.
 
Una dinámica formativa que cumple dos objetivos principales; por un lado, mejorar la calidad de la relación y comunicación entre profesionales de los centros sanitarios del SESCAM y familiares de pacientes; y por otro, potenciar la donación y trasplante de órganos.
 
El curso presentado por la Coordinadora Autonómica de Trasplantes, Mª José Sánchez Carretero, e impartido por profesionales de enfermería de la Organización Nacional de Trasplantes y la de la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes de Castilla- La Mancha ha ido dirigido a profesionales de los centros sanitarios pertenecientes a los grupos de técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y celadores.
 
Profesionales estos que, en muchas ocasiones, se encuentran con la necesidad de acompañar a familiares que atraviesan situaciones muy complejas o de duelo por la pérdida o gravedad del estado de un familiar.
 
Con el objetivo de que la comunicación sea la más adecuada, el curso ha ahondado en el conocimiento de las distintas fases de duelo, así como las posibles reacciones de los familiares para poder establecer una relación de ayuda con ellos. Un compendio de estrategias de comunicación verbal y no verbal que permitan encarar situaciones críticas, al mismo tiempo que favorecer y potenciar la donación de órganos en la región.
 
En este aspecto, la formación se ha centrado en la adquisición de conocimientos sobre los beneficios de los trasplantes y el valor positivo de sus resultados, así como la transmisión de los mismos a las familias de los potenciales donantes.
 
Un total de veinte profesionales de los centros sanitarios del SESCAM han participado en este curso, elegidos entre más de 150 inscripciones procedentes de toda la región. Técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y celadores del Complejo Hospitalario de Toledo, del Hospital General Universitario de Ciudad Real, Hospital Universitario de Guadalajara, Hospital General Mancha Centro (Alcázar de San Juan), Hospital Virgen de la Luz (Cuenca) y  Hospital Nuestra Señora del Prado (Talavera de la Reina).
 
La dinámica formativa, pensada para desarrollarse de una manera cercana y muy participativa, ha contado con varios casos prácticos en los que los profesionales han podido trabajar de manera personal con los formadores sobre aquellos casos concretos a los que se enfrentan en el entorno del centro sanitario. Además de temas como la reacción ante el dolor, actitudes y sentimientos asociados a la pérdida y separación, éstos han desarrollado escenificaciones y análisis grupales para entender de una manera más práctica estas situaciones complejas.
 
Con este curso, el Gobierno de Castilla-La Mancha continúa construyendo entornos sanitarios más cercanos para pacientes y familiares; y busca a través de ellos seguir mejorando las cifras de donaciones y trasplantes realizados en Castilla-La Mancha para dar o mejorar la vida de pacientes.
 
El pasado año 2017, las negativas familiares a la donación se situaron un 9,22 por ciento por debajo de la media nacional por segundo año consecutivo y hasta 45 puntos por debajo de la registrada hace 15 años. Estas cifras ponen de manifiesto la mayor concienciación ciudadana en este aspecto, así como el éxito en la labor que realizan los profesionales del entorno sanitario implicados en este proceso.

Enlace permanente: 
http://www.castillalamancha.es/node/271164

Galería Multimedia

  • El Gobierno de Castilla-La Mancha continúa construyendo entornos sanitarios más humanos mediante la formación de sus profesionales