DG de Salud Pública y Consumo

Consulta pública para la elaboración de una norma sobre los derechos de las personas consumidoras en la prestación de servicios por talleres de reparación de vehículos automóviles en Castilla-La Mancha.

 

  1. Problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa.

 
El sector de la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles se caracteriza por ser un sector con gran conflictividad, en el que se año a año continúa produciéndose un importante número de reclamaciones, aun después de las reiteradas y periódicas campañas de inspección.
 
Son muy numerosas las cuestiones problemáticas que se detectan en las reclamaciones presentadas por las personas consumidoras ante los Servicios de Consumo y afectan a una gran variedad de temas, como son las relativas a las piezas de sustitución, derecho a las piezas sustituidas, prueba a la renuncia de las piezas cambiadas, garantías de las piezas en las reparaciones, recogida de vehículos, gastos de estancia, derecho de retención del vehículo, depósito del vehículo, libre elección de taller frente a las aseguradoras, talleres de marca o concesionarios que obligan a ir a su propio taller, vehículo de sustitución, reconvención, presupuesto, cobro, justificantes de las reparaciones o facturas, carga de la prueba de la entrega de tal factura, imposición de precios, aceptación por medios digitales.
 
También es muy variada la problemática que se visualiza en las tareas de control de las Autoridades de consumo en el sector de talleres de reparación, con puede ser, entre otros la referida a la inexistencia en gran número de casos, de lista de tiempos de reparación de las averías más frecuentes, de precios por hora de trabajo, de precios de desplazamientos y servicios especiales, así como de los precios de las piezas de repuesto (independientemente de si son o no oficiales de marca), o la no observancia del derecho a un justificante de la reparación, independiente que la reparación no conlleve coste económico, como pueden ser las reparaciones en garantía de vehículo nuevo en garantía de reparación o las que pagan las entidades aseguradoras, lo que es importante porque puede ser que el usuario no quede conforme con la reparación o que la avería se vuelva a manifestar, en cuyo caso si no dispone de justificante no podría demostrar la reparación anterior.
 
Además el sector, como en otros ámbitos del Consumo, se ha visto afectado por el impacto de las nuevas tecnologías y también por los cambios de los hábitos de las personas consumidoras, por lo que se hace preciso acometer una actualización de la norma vigente que se adecúe mejor al nuevo contexto de protección de los derechos de las personas consumidoras.
 
b)     Necesidad y oportunidad de su aprobación.
 
Actualmente el Decreto 96/2002, de 25 de junio, de protección de los consumidores en la prestación de servicios por talleres de reparación de vehículos automóviles regula, en el ámbito de Castilla-La Mancha, la actividad industrial y la prestación de servicios de los talleres de reparación de vehículos automóviles y de sus equipos y componentes, y así mismo, desarrolla los derechos de las personas consumidoras en dicha materia.
 
Si bien es cierto, que la aprobación de la citada norma en su día supuso una mejora del sector, también lo es que, con el paso del tiempo se ha puesto de manifiesto la necesidad de actualizar dicha norma en varios ámbitos, para hacerla más efectiva, por las razones antedichas y porque hay que adaptarla a la Directiva 2006/123/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior, y las modificaciones que ha introducido el Real Decreto 455/2010, de 16 de abril, por el que se modifica el Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes.
 
También es la ocasión de delimitar claramente cuáles son los aspectos que afectan directamente a la protección de las personas consumidoras y cuáles son los que quedan fuera de este ámbito, por referirse a la actividad industrial propiamente dicha y que debe entenderse que su regulación no es competencia de las autoridades de consumo.
 
c)      Objetivos de la norma.
 
Posibilitar una mejor prestación del servicio de reparación de vehículos automóviles, más garantista de los derechos de las personas consumidoras, circunscribiendo el ámbito de la norma propuesta a dicho objetivo.
 
Actualizar la normativa reguladora a las nuevas prácticas que han surgido en el sector,  en el que nos encontramos con gran cantidad de novedades, como son los talleres móviles, nuevos vehículos eléctricos o híbridos, alquiler de boxes o talleres desatendidos, nuevas especialidades que deben aparecer en la placa,  posibilidad de presupuestos y cobro por medios digitales, Libro blanco del taller en colaboración con la DGT.
 
Aprovechar la ocasión para adecuar la regulación a la normativa de accesibilidad y regulación económica eficiente, y para abordar otros temas candentes para la Administración como son la existencia de talleres carentes de autorización para el ejercicio de la actividad, la necesidad de regular la figura del responsable de taller, o de regular junto al régimen de obligaciones de empresas también el régimen de responsabilidades de personas consumidoras.
 
Ofrecer a las personas consumidoras una presentación más accesible y comprensible de sus derechos, que facilite su conocimiento y ejercicio.
 
d)     Posibles soluciones alternativa regulatoria y no regulatoria.
 
No se encuentra otra solución alternativa regulatoria, que no sea precisamente, la de aprobación de esta norma que se propone, ya que la reforma del Decreto actual regulador sería de tal calado, al ser tanto los puntos a abordar, que hace inviable tal alternativa.
 
Por tanto, no es posible contemplar posibles alternativas posibles a la elaboración de esta norma, ya que es imprescindible la actualización de la normativa reguladora de la prestación de servicio de reparación de vehículos automóviles en nuestra Comunidad, por ser necesaria su adecuación a la normativa reguladora, tanto estatal como comunitaria.
 
Por otra, parte, la no regulación de la materia supondría la pérdida de  una  oportunidad, de mejora en la defensa de las personas consumidoras.

Por todo lo anteriormente expuesto y para conseguir los objetivos previstos, es imprescindible la elaboración de esta norma y formulamos esta consulta pública para que los interesados puedan exponer sus propuestas y aportar sugerencias. Las sugerencias y propuestas que se quieran aportar se dirigirán a la Dirección General de Salud Pública y consumo, a través del correo electrónico y en cualquiera de los lugares descritos en el artículo 16.4, de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo Común de las Administraciones Públicas.
 
Las aportaciones se podrán realizar en la dirección de correo electrónico dgspdc@jccm.es a partir del día 13 de julio de 2018 hasta el día 3 de agosto de 2018.
 
 
 

Enlace permanente: 
https://www.castillalamancha.es/node/274778