DG de Medio Natural y Biodiversidad

Certificación forestal

Certificación forestal

La certificación forestal es un instrumento que garantiza a la sociedad que la madera o cualquier otro recurso forestal (leñas, resina, setas…) procede de un bosque gestionado de manera sostenible, siendo dicha gestión:
·         Ambientalmente responsable, garantizando que el aprovechamiento de madera y productos no maderables mantiene la biodiversidad, la productividad y los procesos ecológicos de las áreas forestales.
·         Socialmente beneficiosa, contribuyendo a que la población local y la sociedad disfruten de los beneficios a largo plazo de los sistemas forestales, con una mejor gestión de los recursos locales y la implicación de más actores en los planes de gestión forestal.
·         Económicamente viable, mejorando la eficacia y rentabilidad de las operaciones forestales, sin poner en peligro los recursos, los ecosistemas o las poblaciones del entorno.
 
Además, una gestión forestal responsable asegura el mantenimiento de los servicios de los ecosistemas, cuidando que aquellos elementos más sensibles no se vean afectados como la conservación de especies amenazadas, las aguas superficiales, la protección de cuencas, el almacenamiento y secuestro de CO2, así como el uso recreativo de los montes.
 
El proceso de certificación forestal acredita el cumplimiento de unas normas y estándares de referencia reconocidos internacionalmente. Los dos sellos para la certificación de la Gestión Forestal Sostenible en España son PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification Schemes o Programa para el Reconocimiento de Esquemas de Certificación Forestal) y FSC® (Forest Stewardship Council o Consejo de Administración Forestal).
 
Los gestores o propietarios forestales que deseen certificar la gestión de sus montes deberán cumplir los requisitos de los esquemas de certificación forestal, y la mejor forma de realizarlo es a través de la implantación de un Sistema de Gestión Forestal Sostenible (SGFS).
 
El SGFS implantado debe someterse a un proceso de evaluación y auditoría por parte de una entidad acreditada por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), en el caso de PEFC, o acreditada por el FSC Internacional, en el caso de FSC, que certifique que se cumplen los requisitos de las normas y estándares de referencia.
 
La certificación forestal imprime un sello de calidad a la gestión y un carácter diferenciado a los productos forestales que proceden de montes certificados, satisfaciendo la demanda por parte de los consumidores de productos procedentes de montes gestionados con criterios de sostenibilidad. Gracias al requerimiento de Cadena de Custodia, se garantiza la trazabilidad del producto forestal de un bosque bien gestionado, conectando los bosques y los consumidores, convirtiendo la certificación forestal en una importante herramienta de mercado que genera demanda y garantiza el abastecimiento de recursos de manera responsable.
 
El proceso de certificación forestal es voluntario y debe ser transparente y abierto a la participación pública, por este motivo cualquier ciudadano interesado o afectado por el proceso, puede aportar todo tipo de sugerencias, consultas, observaciones y/o quejas.
 
De acuerdo a la Ley 3/2008, de Montes y Gestión Forestal Sostenible, la Administración regional se compromete a promover el desarrollo de los sistemas de certificación forestal, garantizando que el proceso sea voluntario, transparente y no discriminatorio, y velará porque dichos sistemas establezcan requisitos en relación con los criterios ambientales, económicos y sociales que permitan su homologación internacional.
 
Así mismo, en los procedimientos de contratación pública, la Junta de Comunidades de Castila-La Mancha tratará de adoptar las medidas oportunas, de una parte para evitar la adquisición de madera y productos derivados procedentes de talas ilegales de terceros países, y de otra, para favorecer la adquisición de aquellos procedentes de bosques certificados. Así mismo, mediante campañas de divulgación, se fomentará el consumo responsable de estos productos por parte de los ciudadanos.
 
También la Consejería de Desarrollo Sostenible elaborará Planes de Ordenación de los Recursos Forestales, cuyo ámbito de actuación serán los territorios con características homogéneas de extensión comarcal ó equivalente, que serán obligatorios y ejecutivos en las materias que regule, e indicativos respecto de cualesquiera otras actuaciones, planes o programas.
 
La Ley 3/2008, de Montes y Gestión Forestal Sostenible, establece con carácter general, que para los montes en régimen general administrativo que sustenten masas arbóreas y que tengan una superficie superior a 100 hectáreas, será exigible la presentación por parte del propietario del monte de un instrumento de gestión forestal sostenible.

Enlace permanente: 
https://www.castillalamancha.es/node/54066
Ir a arriba