DG de Atención a la Dependencia

Ley de Dependencia y Protección de Niños y Niñas Menores de 3 años

niña en la playa

La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia establece una serie de derechos para las niñas y niños menores de 3 años, sin perjuicio de los servicios a los que tengan derecho en el ámbito sanitario y en otros sistemas de protección social.

Dicha Ley contempla la protección de los niños y niñas menores de tres años que se encuentren en las siguientes situaciones:
 

  • Que presenten graves retrasos en el desarrollo evolutivo.
  • Que hayan tenido bajo peso al nacimiento ( un peso inferior a 2.200 gramos). Éstos, serán protegidos, al menos, durante los seis primeros meses de vida.
  • Que precisen medidas de soporte vital para mantener determinadas funciones fisiológicas básicas.
  • Que presenten de manera simultanea varias de las situaciones arriba mencionadas.

 
1.- Proceso de reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.
Para acceder a estos derechos de protección se deberá presentar una solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia en modelo normalizado, por la persona que ostente la representación de la persona menor de 3 años ante la Dirección Provincial de Bienestar Social correspondiente, a la que hay que acompañar la siguiente documentación:
 

  1. Documento Nacional de Identidad del Menor. Las personas que carezcan de la nacionalidad española aportarán tarjeta acreditativa de su condición de residente en la que figure el Número de Identificación de Extranjero.
  2. Certificado de empadronamiento.
  3. Informe del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha en el cual se recojan los antecedentes de salud del niño o niña menor de tres años.

 
Para formalizar todos estos trámites las personas interesadas podrán acudir a los Servicios Sociales de su municipio de residencia, donde le facilitarán los impresos oficiales además de facilitarle información y orientación sobre el procedimiento administrativo.
 
Una vez formulada la solicitud, un Valorador de la Dirección Provincial de Bienestar Social concertará previamente una cita con la persona responsable de la atención del niño/a con el fin de acordar cual es el horario más adecuado para proceder a su valoración en su entorno más familiar. Esta valoración se basa en la observación del niño o niña, por lo que no es necesario emplear materiales específicos, y se realiza en presencia de sus familiares o de las personas que, de manera habitual, se encargan de su cuidado.
 
Se valora a cada niña o niño, en comparación con el funcionamiento esperado en niños de la misma edad, considerando las situaciones originadas por enfermedades, trastornos, traumatismos o lesiones de carácter crónico, prolongado o de larga duración.
 
La valoración de los menores de entre 0 y 3 años no es permanente, por lo que se revisa a los 6, 12, 18, 24 y 30 meses, siempre que siga presentado una situación de dependencia. Una vez que el niño/a cumpla los 36 meses, debe de ser de nuevo evaluado con el baremo para personas mayores de 3 años.
 
2.- Derechos de protección reconocidos en función del grado de dependencia del menor de 3 años.
 
Los derechos de protección del menor que serán gestionados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social una vez reconocido su grado de dependencia serán los siguientes:

  • Ampliación en dos semanas del periodo de descanso por maternidad. En caso de que ambos progenitores trabajen, este periodo se distribuirá a opción de los interesados, que podrán disfrutarlo de forma simultánea o sucesiva y siempre de forma ininterrumpida.
  • Asimismo, en los casos en que el neonato deba permanecer hospitalizado, serán tenidos en cuenta los internamientos hospitalarios iniciados durante los treinta días naturales siguientes al parto.
  • En los casos de partos prematuros con falta de peso y aquellos otros en que el neonato precise, por alguna condición clínica, hospitalización tras el parto, por un periodo superior a siete días, el periodo de suspensión se ampliará en tantos días como el nacido se encuentre hospitalizado, con un máximo de trece semanas adicionales (Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres).

 
Los derechos de protección del menor que serán gestionados por el Servicio de Dependencia de la Dirección Provincial de Bienestar Social una vez reconocido su grado de dependencia,  serán los siguientes:

  • Atención a necesidades de ayuda a domicilio, bien para atender al propio niño/a o para resolver las necesidades domésticas familiares
  • Prestaciones económicas vinculadas a la adquisición de un servicio privado, si dicho servicio no estuviera disponible de manera pública o concertada.
  • Incorporación a los Servicios de Promoción de la autonomía personal, y de forma más concreta a los Servicios de Atención Temprana que ofrece la Consejería, destinados a la prevención, detección precoz, diagnóstico y atención de las alteraciones del desarrollo, con el fin de de promover un desarrollo armónico y evitar cualquier menoscabo de la autonomía personal.

Los derechos de protección de estos niños y niñas menores de tres años pretenden garantizar una atención integral y de calidad a estos menores, con el fin de potenciar su capacidad de desarrollo, su integración en el entorno y  su autonomía personal.

Enlace permanente: 
https://www.castillalamancha.es/node/53898
Ir a arriba
Actuaciones Relacionadas: 
Servicio de Atención Temprana