Guía Buenas Prácticas Atención Primaria
04/07/2022Delegación Provincial de la Consejería de Sanidad en AlbaceteAlbacete
Prevención de caídas

La Gerencia de Atención Integrada de Albacete implanta guías de buenas prácticas en los Centros de Salud del medio rural

El objetivo es incrementar las prácticas basadas en la evidencia científica que mejoran la salud de los pacientes. 

Albacete, 4 de julio de 2022.- La Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, continúa con la implantación de guías de buenas prácticas en los Centros de Salud del medio rural. Hasta ahora ya son siete los centros sanitarios de Atención Primaria que se han suscrito al proyecto.
 
Actualmente se ha retomado el trabajo con la guía de prevención de caídas en personas mayores. Una implantación que se inició en 2017, dentro del programa de Centros Comprometidos con la Excelencia de Cuidados (BPSO), al que pertenece la GAI de Albacete.
 
En aquel momento, los Centros de Salud de Madrigueras, Chinchilla y Balazote comenzaron a instaurar unas recomendaciones en cuidados que ya estaban presentes en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. La iniciativa obtuvo buenos resultados en cuanto a indicadores y además fue reconocida y premiada por parte del Ministerio de Sanidad en 2019, en las Jornadas de Seguridad del Paciente.
 
Sin embargo, en 2020, la pandemia obligó a detener la implantación de la guía en estos tres centros sanitarios, así como su expansión a otros en los que ya estaba previsto. Pero desde mayo de 2022, la Dirección de Atención Primaria de la GAI de Albacete ha reactivado el proyecto y ha comenzado con las reuniones de trabajo junto a los profesionales. 
 
Son cuatro los nuevos Centros de Salud que se incorporan a este programa. Se trata de Iniesta, Alcaraz, Bogarra y Casas de Juan Núñez que se suman a los tres que ya venían trabajando en la guía.
 
La coordinadora de Equipos de Enfermería de Atención Primaria de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, Juani Vinuesa, explica que “la idea de estas guías es aplicar la evidencia científica para dar los mejores cuidados posibles, avalado con resultados y, además, disminuir la variabilidad en la prestación de estos cuidados para mejorar la salud de los pacientes”.
 
La implantación de este tipo de guías es una tarea multidisciplinar en la que se implican   médicos, fisioterapeutas, técnicas auxiliares en enfermería, celadores o trabajadores sociales. No obstante, el impulso y el liderazgo lo tiene Enfermería.
 
De hecho, la Comunidad Autónoma cuenta del BPSO Host Regional, cuya responsable es una enfermera, Begoña Fernández,  Directora General de Cuidados y Calidad del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.
 
 
Apuesta de futuro
 
El Gobierno de Castilla-La Mancha está apostando en los últimos años por incorporar, fomentar y desarrollar la cultura de la práctica clínica basada en la evidencia en toda la red de centros sanitarios del SESCAM como parte fundamental de la estrategia del Plan de Salud regional para mejorar los cuidados. Una política preventiva que ha sido reconocida recientemente en las 32 ª Jornadas Nacionales de Enfermeras Gestoras.
 
Una apuesta de futuro que en Albacete comenzó hace diez años. La Gerencia de Atención Integrada albaceteña ha celebrado hace unas semanas el décimo aniversario de su acreditación como Centro Comprometido con la Excelencia en Cuidados, un programa que ha permitido elaborar y actualizar más de 12 protocolos de Enfermería, revisando las prácticas habituales e incorporando nuevas pautas basadas en la evidencia científica más actual.
 
La aplicación de estas guías está demostrando ser efectiva para optimizar la gestión de las estructuras sanitarias, los procesos clínicos, así como mejorar los resultados en salud de las personas. Especialmente en personas mayores. Además, en las zonas rurales se están convirtiendo en herramientas imprescindibles.
 
Desde el Consultorio Local de Lezuza, perteneciente al Centro de Salud de Balazote, la enfermera Ana Ruiz señala que “a veces, por una enfermedad aguda, por la medicación que toman o por una falta de adecuación de la vivienda, los ancianos tienen más probabilidad de caerse y una caída les puede suponer esa pérdida de capacidad para llevar a cabo su día a día”.
 
En municipios como éste, ya se están realizando talleres sobre prevención de caídas en los que se trabajan diferentes aspectos como la alimentación saludable, ejercicios de fortalecimiento muscular y resistencia, acondicionamiento de la vivienda o información respecto a los recursos sociales públicos existentes como la teleasistencia o ayuda a domicilio.
 
Cuenta la enfermera de Lezuza que hay una gran participación de las personas mayores y que les ha supuesto un plus de información y además “encuentran una excusa para salir de casa, arreglarse, dar un paseo hasta el aula de formación, compartir experiencias, charlar y escuchar a otros”.
 
A la población mayor de 65 años que van a consulta por distintos motivos, se les realiza una valoración individual del riesgo de caídas mediante varias escalas científicas. Y se les proporciona información, entre otras materias, sobre la necesidad de una revisión periódica de vista y oído, el cuidado de los pies o el correcto uso de dispositivos de ayuda como los bastones.
 
Todo este proceso de prevención termina siempre con un análisis minucioso de los resultados de la implantación de la guía, así es como se determina su efectividad e impacto en la salud de las personas. Mientras tanto, en los próximos meses, la GAI de Albacete continuará con las reuniones para ampliar la red de Centros de Salud adscritos a esta cultura de la excelencia en cuidados.

Enlace permanente: 
https://www.castillalamancha.es/node/347970

Galería Multimedia

  • Guía Buenas Prácticas Atención Primaria

    Guía Buenas Prácticas Atención Primaria

  • Guía Buenas Prácticas Atención Primaria

    Guía Buenas Prácticas Atención Primaria