10/04/2017Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo RuralGuadalajara
El pasado año se entregaron cerca de 13.200 kilos de comida

El Centro de Investigación Agroambiental de Marchamalo reparte los alimentos que produce entre varias entidades benéficas de Guadalajara

Cáritas, San Vicente de Paúl y el Banco de Alimentos son los receptores de los productos que se cultivan en los campos de este centro y que permiten cubrir necesidades alimenticias de personas sin recursos.

Guadalajara, 10 de abril de 2017.- El Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo, dependiente del Gobierno regional, reparte los alimentos que produce en sus campos de cultivo entre diversas entidades benéficas que los destinan a atender necesidades alimenticias de personas sin recursos de Guadalajara.
 
Las donaciones se hacen preferentemente a Cáritas, a la sociedad San Vicente de Paúl y al Banco de Alimentos.
 
El centro de Marchamalo cultiva principalmente alimentos hortícolas en sus campos e invernaderos, algunos de ellos originarios de la provincia y otros de distintos puntos de España. Los estudios realizados en este centro permiten a los horticultores obtener interesantes datos de gran utilidad a la hora de optar por un tipo de cultivo y sobre cómo llevar a cabo su plantación, tratamiento y recolección. Asimismo, el centro es referente a nivel nacional en la investigación apícola.
 
Para obtener estos resultados, en el centro se cultivan anualmente numerosos productos que tras su recolección son donados a entidades benéficas que trabajan para personas sin recursos. En el centro se cultiva y entregan principalmente tomates, acelgas, melones, cebollas, espárragos, coliflores, brócolis y pepinos, así como miel.
 
El director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Santos López, ha incidido en el doble fin social de este centro que “junto a los datos que aportan las investigaciones y que ayudan a los productores de la provincia, colabora en la atención de quienes más lo necesitan con la aportación de alimentos frescos de alta calidad”.
 
El pasado año se entregaron desde el centro 13.181 kilos de alimentos, de los que la mayor parte fueron destinados a Cáritas, que en el comedor del albergue Betania sirve cada día más de 300 comidas. En concreto fueron 7.789 los kilos de comida entregados a Cáritas, 4.105 más fueron para San Vicente de Paúl y 1.287 se entregaron al Banco de Alimentos.
 
Santos López explica que la entrega mayoritaria a Cáritas se basa en que al tratarse de productos perecederos han de consumirse en breve plazo de tiempo, situación ésta que se produce en el caso del comedor social de Betania.
 
Las entregas no se realizan con la misma periodicidad a lo largo del año ya que depende de las épocas de recolección. Durante el invierno se cultivan principalmente coliflores y brócolis. En estos momentos se están haciendo numerosas entregas también de acelgas y en breve se comenzarán a producir el resto de alimentos. En la actualidad, lo habitual es que el reparto se produzca con una periodicidad casi semanal.

Enlace permanente: 
https://www.castillalamancha.es/node/248110

Galería Multimedia

  • donación de alimentos a entidades benéficas