Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha
03/10/2012Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural
Es un estudio de la doctora Encarnación Garrido sobre el síndrome de despoblamiento de las abejas

Concedido el Premio Nacional de Investigación Veterinaria a un estudio sobre las abejas del Centro Apícola de Marchamalo

·       El Centro Agrario Marchamalo, adscrito a la Consejería de Agricultura, es el referente mundial en cuestiones apícolas
·       El descubrimiento de las causas del “síndrome de despoblamiento de las colmenas” abre la puerta a la erradicación de una enfermedad que está provocando pérdidas millonarias en todo el mundo

El colegio de Veterinarios de Almería ha concedido el XIV Premio Nacional de Investigación Veterinaria “Francisco Fernández López” a la doctora Encarnación Garrido Bailón, por el trabajo realizado en el Centro Agrario de Marchamalo (Guadalajara) sobre agentes patógenos que afectan a las  abejas y que dio lugar a su tesis doctoral.
 
La tesis, titulada “Repercusión potencial en la cabaña apícola española de agentes nosógenos detectados en colonias de Apis melifera iberiensis”, ha sido dirigida por los investigadores Dr. Mariano Higes y Dra. Raquel Martín, ambos del Centro Agrario Marchamalo, que se ha convertido en la referencia mundial en cuestiones apícolas gracias a las numerosas líneas de investigación en esta área, además de Aranzazu Meana, doctora de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.
 
Desde el año 2005 los investigadores de Marchamalo, entre ellos la premiada Encarnación Garrido, comenzaron un estudio para determinar las causas del conocido como “síndrome de despoblamiento de las colmenas”, por el que las abejas desparecían sin dejar rastro, problema que se ha dado a nivel internacional y que ha causado pérdidas millonarias a los apicultores de todo el mundo.
 
Para ello pusieron en marcha un estudio -financiado por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA)- que supuso el muestreo de 2.000 explotaciones en toda España en busca de las causas de esta enfermedad.
 
La investigación ha dado como resultado que se debía a dos factores. El primero, a un parásito denominado Varroa Destructor, ya conocido –de hecho hay un Plan Nacional de Control-, pero del que se descubrió que no se controla adecuadamente. El segundo motivo -más importante y novedoso- y que corrobora la tesis previa de los investigadores, es que se debe a un hongo procedente de Asia, Nosema ceranae, que afecta al aparato digestivo de la abeja y cuya transmisión, por vía oral, es muy rápida y eso ha determinado la alta tasa de desaparición y mortandad de abejas a nivel internacional.
 
Este descubrimiento abre puertas para atacar la enfermedad. De hecho, los investigadores del Centro Agrario Marchamalo ya trabajan en la búsqueda de soluciones para la lucha contra el hongo de cara a  atajar el problema.

 

Enlace permanente: 
https://www.castillalamancha.es/node/75542

Galería Multimedia

  • Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

    Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha