DG Vivienda y Urbanismo

Planes de Ordenación del Territorio de Castilla-La Mancha

El Plan de Ordenación del Territorio de Castilla-La Mancha (POT “Castilla-La Mancha”) es un instrumento de planificación física que tiene por objeto la ordenación integral de todo el ámbito de la Comunidad Autónoma.

Los Planes de Ordenación del Territorio se regulan en los artículos 18 y 32 del Decreto Legislativo 1/2010, de 18 de mayo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Ordenación del Territorio y de la Actividad Urbanística de Castilla La Mancha (TRLOTAU) y en los artículos 8-12, 124 y 125 del Reglamento de Planeamiento de la Ley de Ordenación del Territorio y de la Actividad Urbanística de Castilla La Mancha (RP)).
¿Cuáles son las funciones que ha de cumplir el POT “Castilla-La Mancha”?
Establecer un modelo territorial definitorio de la organización racional y equilibrada del suelo y de los recursos naturales que procure la articulación, integración y cohesión de la Comunidad Autónoma, tanto interna como con el resto de España, y singularmente, con las Comunidades Autónomas limítrofes. Asimismo, debe disponer las actividades y usos de manera que se optimicen las condiciones de vida en colectividad y se armonice el desarrollo económico social con el medio ambiente en general, la preservación de la naturaleza y la protección de los patrimonios arquitectónico, histórico y cultural. A tal efecto, el POT “Castilla-La Mancha” deberá cumplir las siguientes funciones:
a) Establecer los objetivos y criterios de coordinación general para la formulación del planeamiento municipal y, en especial, los dirigidos a la consecución de un equilibrio del sistema urbano, la adecuación de las reservas de suelo urbanizable (en función de la lógica de su transformación desde el punto de vista del desarrollo sostenible), y la ordenación racional del suelo rústico.
b) Determinar los objetivos de carácter territorial y los criterios de compatibilidad espacial que deban cumplir las actuaciones sectoriales de las diferentes Administraciones públicas y, en especial, del sistema de comunicaciones y transportes, infraestructuras energéticas e hidráulicas, y demás servicios públicos de carácter supramunicipal.
c) Dibujar previsiones espaciales precisas, incluso realizando reservas para dotaciones en cualquier clase de suelo, para actuaciones y proyectos de las Administraciones públicas o de interés regional.
¿Cuáles son las determinaciones mínimas que ha de contener el POT “Castilla-La Mancha”?
- La definición de los criterios básicos para la localización de las infraestructuras vertebradoras o ambientales, equipamientos y servicios de carácter supramunicipal, justificados en el adecuado equilibrio entre los criterios de sostenibilidad y los de promoción de desarrollo económico y social, así como en su necesidad para la consecución de los objetivos propuestos. 
- La definición de zonas para la ordenación del territorio castellano-manchego, con los fines de protección y mejora del medio ambiente, de los recursos naturales y del patrimonio histórico-cultural, estableciendo un programa de acciones según las Administraciones y entidades públicas que, por razón competencial, deban desarrollarlas.
- La definición de los criterios y las normas a los que habrá de ajustarse la ordenación urbanística del planeamiento municipal, señalando aquellas determinaciones que deban ser objeto de adaptación, y justificando las alteraciones propuestas, dentro del respeto al marco competencial legalmente atribuido a las Corporaciones locales.
- La definición de las normas de aplicación general o directa, régimen de incompatibilidades y de alternativas o recomendaciones que deberán respetar tanto las Administraciones públicas como la iniciativa privada.
- El establecimiento de las condiciones necesarias para garantizar el seguimiento de los efectos del POT “Castilla-La Mancha” así como la formulación de memorias de gestión en las que se analice su grado de desarrollo.
- La definición de las causas y supuestos que habrán de determinar su adaptación, modificación o revisión.
¿Cuáles son las limitaciones del POT “Castilla-La Mancha”?

Los POT no clasifican suelo, ni sustituyen en ningún caso el planeamiento urbanístico en la función que le es propia, de acuerdo con el Decreto Legislativo 1/2010, de 18 de mayo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Ordenación del Territorio y de la Actividad Urbanística, y su Reglamento.

¿Cuál ha sido la tramitación seguida por el POT “Castilla-La Mancha”?
El Plan de Ordenación del Territorio de Castilla-La Mancha, ha seguido la tramitación urbanística prevista en el TRLOTAU, así como la tramitación ambiental establecida en la Ley 4/2007, de 8 de marzo, de Evaluación Ambiental en Castilla-La Mancha.
Tras el análisis y diagnóstico de la región, y el envío de la Versión Preliminar a los Ayuntamientos, con fecha 28 de septiembre de 2010, se aprobó inicialmente el POT “Castilla-La Mancha” y se sometió a información pública mediante anuncios publicados en el DOCM de 8 de octubre de 2010 y en dos periódicos de amplia difusión en la Comunidad Autónoma. La mencionada aprobación también se notificó expresamente a todos los ayuntamientos de la región y a otros organismos afectados, a lo largo del citado mes de octubre.
Actualmente, y tras el estudio y valoración de las alegaciones presentadas en la fase de información pública, se están revisando los contenidos del POT “Castilla-La Mancha” para su aprobación definitiva.
 

Enlace permanente: 
http://www.castillalamancha.es/node/54446
Ir a arriba
Descargas: 

Plan de Ordenación del Territorio de Castilla-La Mancha

Formato zip: 
Package icon pot20c-lm.zip