13/09/2006Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales
A la UTE integrada por las empresas Acciona Infraestructuras, S.A., Ferrovial Agroman, S.A. y Contratas La Mancha, S.A., por un importe de 299.760.234 euros

EL GOBIERNO DE CASTILLA-LA MANCHA ADJUDICA LAS OBRAS DEL NUEVO HOSPITAL GENERAL DE TOLEDO

Imagen Castilla-La Mancha

El nuevo centro sanitario, que comenzará a construirse antes de que finalice este año y que tendrán un plazo de ejecución de 40 meses, pretende ser la piedra angular del sistema sanitario de Castilla-La Mancha. Un hospital de alta resolución diagnóstica y terapéutica, basado en un modelo de atención integral al ciudadano, para lo que dispondrá de los recursos tecnológicos, sanitarios, de información y comunicación del más alto nivel.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha adjudicado a la Unión Temporal de Empresas integrada por Acciona Infraestructuras, S.A., Ferrovial Agroman, S.A. y Contratas La Mancha, S.A., las obras de construcción del nuevo Hospital General de Toledo, por un importe económico de 299.760.234,88 euros, lo que supone una baja sobre el precio de licitación del 19%. Las obras de este importante proyecto sanitario tendrán un plazo de ejecución de 40 meses, veinte menos sobre lo inicialmente previsto en el pliego de condiciones del concurso.

La UTE adjudicataria se encargará de la ejecución de la primera fase del proyecto del Hospital General de Toledo, que corresponde al grueso del nuevo centro sanitario. En próximas fechas se convocará el concurso para la adjudicación de las obras de la segunda fase que abarcará la construcción de sendos edificios destinados a la guardería y el hotel de pacientes.

Con la adjudicación de las obras, que darán comienzo antes de que finalice este año, el Ejecutivo regional da un paso más en el desarrollo de este ambicioso proyecto que dotará a Toledo y a su Área Sanitaria de uno de los centros sanitarios más modernos de Europa. Un hospital que responde a un modelo asistencial centrado en el paciente y, al mismo tiempo, con una solución arquitectónica que favorecerá el establecimiento de unas condiciones de trabajo de calidad, lo que contribuirá a alcanzar una mayor eficiencia de la asistencia sanitaria.

El pasado mes de enero se convocó el concurso para la adjudicación de estas obras. Un proceso en el que han participado una veintena de empresas agrupadas en seis Uniones Temporales de Empresas (UTE): Constructora San José, S.A., Sacyr, S.A., Rayet Construcciones, S.A., y Electrosur XXI, S.L.; Dragados S.A., Construcciones Lahoz Soto, S.A., Juan Nicolás Gómez e Hijos, S.A., Construcciones Antolín García Lozoya, S.A. y Construcciones Eloy Navas, S.A.; FCC Construcciones S.A., Urbaja Promociones y Construcciones; Obrascón Huarte Lain, S.A. y Corsán Corviam Construcciones, S.A.; Constructora Hispánica S.A., Instalaciones Inabensa S.A., Joca Ingeniería y Construcciones, S.A., y Begar Construcciones y Contratas, S.A.; y la UTE que ha resultado finalmente adjudicataria y que está integrada por las empresas Acciona Infraestructuras, S.A., Ferrovial Agroman, S.A. y Contratas La Mancha, S.A..

A la hora de adjudicar este importante proyecto, los técnicos que han analizado las diferentes ofertas y elaborado los informes correspondientes, han tenido en cuenta no sólo los aspectos económicos, sino que se han estudiado pormenorizadamente diversos criterios en torno a las propuestas técnicas realizadas por las UTE’s, como las memorias y programas de actividades para el desarrollo de los trabajos y los procesos constructivos, la necesaria integración entre el desarrollo de las obras y los planes de montaje e instalación de equipamiento y las tareas finales de desactivación de obra y la puesta a plena disposición de los edificios.

Otro de los aspectos tenidos en cuenta ha sido la reducción de los plazos de ejecución con respecto a lo establecido en el pliego de condiciones y su justificación. En este sentido, se ha valorado la existencia de una coherencia real entre el plazo de ejecución propuesto por cada licitador y el desarrollo de las obras.

Asimismo, se han analizado otras cuestiones relacionadas con la gestión medioambiental del proyecto, las mejoras económicas y técnicas destinadas a seguridad y salud, la prestación de servicios de mantenimiento en el periodo de garantía de la obra o la necesaria coordinación con la segunda fase del proyecto, cuyas obras se ejecutarán coincidiendo en el tiempo con el desarrollo de los trabajos del grueso del proyecto del nuevo Hospital.

Edificio singular, destacado y emblemático

El nuevo Hospital General de Toledo se levantará en una parcela situada al sur de la 5ª Fase del barrio de Santa María de Benquerencia, limitada por las calles Boladiez, Río Estenilla y Vía Tarpeya. Con una superficie construida de 364.142 metros cuadrados, el centro sanitario se extenderá a lo largo de un kilómetro, en una cadena de edificios de diferentes formas y colores, y que contará con un sistema de transporte totalmente robotizado.

El proyecto contempla un edificio singular, destacado, emblemático y reconocible, símbolo de modernidad para la ciudad de Toledo, adaptado a su entorno e integrado en el paisaje, con espacios amplios, luminosos y armónicos. Un hospital confortable para el paciente, sus familiares y acompañantes y también para los profesionales, dotado de infraestructuras, instalaciones y equipamientos excelentes, dirigidos a potenciar las actividades asistenciales, de formación, docencia e investigación.

El nuevo complejo sanitario --la infraestructura hospitalaria más importante emprendida por el Gobierno regional tras la asunción de las competencias sanitarias-- dispondrá de 774 habitaciones de hospitalización diseñadas para uso individual; 36 quirófanos, cuatro de ellos paritorios; 200 consultas y 81 boxes de Unidades de Cuidados Intensivos, incluidos los pediátricos.

Además, contará con un Área de Diagnóstico por la Imagen totalmente digitalizado, dotados con 1 PET-TAC, 3 salas de Resonancia Magnética, 3 TAC, 2 angiógrafos, 6 salas de radiología convencional, 5 ecógrafos y 4 mamógrafos, además de 3 gammacámaras de Medicina Nuclear.

Más de 6.000 metros de Urgencias

Respecto al área de Urgencias, que se desarrollarán en una superficie superior a los 6.000 metros cuadrados, estarán dotadas de más de 100 espacios destinados a boxes, consultas y salas de observación, además de disponer de una zona de radiodiagnóstico equipada con un TAC, salas de radiología convencional y ecógrafos digitales.

Entre las instalaciones del futuro complejo hospitalario destaca la creación de un Área de Oncología Radioterápica, dotada con 3 salas de braquiterapia, 1 radioquirófano y 4 aceleradores lineales. Este nuevo centro sanitario permitirá cubrir las necesidades asistenciales actuales y de las próximas décadas tanto de la población como de los profesionales.

En cuanto a servicios no asistenciales, el nuevo centro sanitario incluye un Área de Investigación y Docencia con biblioteca, salón de conferencias y aulario; una unidad en la que se aglutinarán todos los servicios administrativos; una unidad de soporte logístico, donde se integran el servicio de Informática, radiofísica, ingeniería y mantenimiento, electromedicina y central de comunicaciones.

Galería Multimedia

  • Imagen Castilla-La Mancha

    imagen-grp05513613092006.jpg