27/06/2016Consejería de Sanidad
Con la llegada del verano y como alternativa a otros destinos

Castilla-La Mancha cuenta con 35 zonas de baño autorizadas donde disfrutar de la naturaleza

Para la prevención de riesgos para la salud la Dirección General de Salud Pública y Consumo ha puesto en marcha el Programa Regional de Vigilancia Sanitaria de las Aguas de Uso Recreativo.
 
La calidad de las aguas de las zonas de baño de Castilla-La Mancha se puede consultar en el Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño (NAYADE).

Toledo, 27 de junio de 2016.- Con la llegada de los meses de verano y como alternativa a las playas marítimas, en Castilla-La Mancha se puede disfrutar de una extensa red de playas y zonas de baño continentales. Para ello, nuestra Comunidad Autónoma cuenta con espacios habilitados y controlados donde se puede gozar de la naturaleza y parajes tranquilos de extraordinaria belleza.
 
“Para esta temporada Castilla-La Mancha cuenta con un total de 35 zonas de baño interior autorizadas, correspondientes a 23 municipios e integradas en las demarcaciones hidrográficas del Júcar, Tajo, Guadiana y Guadalquivir”, ha informado el director general de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Sanidad, Manuel Tordera.
 
Estas actividades están reguladas por Real Decreto 1341/2007, de 11 de octubre sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño, incorporando al derecho español la Directiva 2006/7/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de febrero de 2006 relativa a la gestión de la calidad de las aguas de baño.
 
Vigilancia
 
Para la prevención de riesgos para la salud vinculada al uso del agua con fines recreativos, la Dirección General de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Sanidad ha puesto en marcha el Programa Regional de Vigilancia Sanitaria de las Aguas de Uso Recreativo, que se ejecuta a través de las Secciones responsables de Salud Ambiental y los Distritos de Salud Pública.
 
“La vigilancia de las playas y aguas de baño está basada fundamentalmente en la inspección ocular de la playa y el agua, la toma de muestras y el análisis de las aguas”, ha subrayado Tordera.
 
Cada inspección conlleva una calificación de carácter sanitario tanto de la playa como del agua de baño, siguiendo los criterios establecidos en el Real Decreto 1341/2007.  Como resultado de esta labor de prevención se han mejorado sustancialmente las condiciones higiénico-sanitarias de las zonas de baño en nuestra Comunidad Autónoma.
 
Así, desde el inicio de la temporada la Consejería de Sanidad emite informes de la calidad de las aguas con una periodicidad quincenal y hasta que finalice la temporada de baño, el 15 de septiembre.
 
La calidad de las aguas de las zonas de baño de Castilla-La Mancha se puede consultar en el Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño (NAYADE) en http://nayade.msc.es/Splayas/home.html.
 
La Consejería recuerda que los ayuntamientos son los encargados de mantener las condiciones de limpieza y salubridad de las playas de las zonas de baño, colocar carteles informativos con las características, infraestructuras y medidas de seguridad, así como de vigilar los posibles puntos de vertido cercano para evitar riesgos y adoptar las medidas de gestión que le requieran las administraciones sanitarias y ambiental.
 
Zonas de baño por provincias
 
En Albacete se controlan seis zonas de baño, cinco corresponden a las lagunas del municipio de Ossa de Montiel (Lagunas de la Colgada, la Salvadora, la Tomilla y las dos de San Pedro), dentro del  Parque de las Lagunas del Ruidera y una en el Río Júcar en el municipio de Alcalá del Júcar.
 
En Ciudad Real se vigilan nueve zonas de baño en total, encontrándose cinco en el Río Bullaque, tres corresponden al municipio de Piedrabuena y dos en el municipio El Robledo; una en el Pantano de Carboneras, en el municipio de Brazatortas y tres zonas de baño en el Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera (lagunas del Rey, Entrelagos y la Morenilla).
 
En la provincia de Cuenca se supervisan siete zonas de baño, el Embalse de Buendía, con dos zonas de baño (ambas en Buendía); el Río Guadiela (Albendea); la Laguna del Tobar (Beteta); el Río Escabas (Cañamares); el Embalse de la Toba (Cuenca) y el Río Cuervo (Santa María del Val). 
 
En Guadalajara se agrupan un total de ocho zonas de aguas de baño, dos en el Río Tajo (Trillo y Zaorejas); tres en el Embalse de Entrepeñas (Alocén, Durón y Pareja); una en el Embalse de Alcorlo (La Toba); una en el Embalse de Palmaces de Jadraque y una en el río Tajuña en el municipio de Abánades.
 
La provincia de Toledo cuenta con cinco zonas de baño, tres en las Lagunas de Villafranca de los Caballeros, una en el Embalse de Cazalegas y una en el Río Alberche, en el municipio Escalona.

Enlace permanente: 
http://www.castillalamancha.es/node/235017

Galería Multimedia

  • Castilla-La Mancha cuenta con 35 zonas de baño autorizadas donde disfrutar de la naturaleza